domingo, 17 de septiembre de 2017

Nuestros juicios y etiquetas eliminan todo reconocimiento de la singularidad de cada persona. 
Si intentamos comprender mejor a los otros, 
podremos experimentar la fuerza sanadora de la compasión como recreadora de vida y constructora de un mundo más humano en cualquier situación.


No hay comentarios:

Publicar un comentario