viernes, 9 de mayo de 2014

A MARÍA ofrecemos LA VIOLETA

9 de mayo
La violeta es la pantalla y la imagen de la lealtad. San Bernardo llamó a esta flor la flor de la humildad y desde entonces fue adoptado como símbolo de la Virgen María.
Coger un puñado de “violetas” y llevárselos a María es sentir una llamada a perseverar en el camino cristiano. Lo más fácil y cómodo puede ser el abandonar. Lo más sabio  e inteligente, valiente y comprometido es….la lealtad a Jesús. No resulta difícil, ni mucho menos, sembrar de violetas el altar de Santa María y en recompensa escuchar una palabra de sus labios: “haced lo que El os diga”.

María ayudamos a ser valientes y perseverar 
ante las dificultades y dudas que nos acechan cada día. 
Llévanos a Jesús y muéstranos su rostro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario