miércoles, 28 de mayo de 2014

A MARÍA ofrecemos LA HIEDRA

28 de mayo
Si algo valoramos en los tiempos que vivimos (por ser un bien escaso) es la FIDELIDAD; cuando alguien cumple lo que promete; cuando una pareja (a pesar de las dificultades) sigue adelante; cuando una persona lucha por sus ideales y sus principios….pensamos que la fidelidad todavía existe.
Entrar en la presencia de María y dejar que suba por la pared de su santuario una “hiedra” es ser conscientes de que nos falta mucho para ser coherentes entre lo que decimos y aquello que hacemos.
Ella, María, fue fiel hasta el final. Supo agarrarse en cuerpo y alma a la fe como la misma hiedra se ajusta a un muro para no desprenderse, caer al suelo y morir.
Mirar a María, en esta jornada del mes de mayo, es hacerle sabedora de que la fidelidad sólo se consigue cuando uno la trabaja y la solicita a Dios como don del Espíritu Santo.

Hoy, ante ti María, recordamos
a tantos hombres y mujeres que iniciaron con buena voluntad
el camino de la vida cristiana  pero,
los vientos de la comodidad, apatía, incredulidad o secularismo…
los alejó por otros derroteros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario