lunes, 12 de mayo de 2014

A MARÍA ofrecemos LA FLOR CAPUCHINA

12 de mayo


Venimos un día más María, para hablarte de las pequeñas conquistas de esta jornada.
Lo simbolizamos con esta “flor capuchina” que hoy florece a tus pies. Quisiéramos, Virgen y Madre, ser como esta planta: nunca se cansa de florecer y en abundancia.



Ayúdanos a no cansarnos de dar 
lo mejor de nosotros mismos. 
A convertir en un auténtico vergel 
de vida los lugares y las situaciones 
donde nos toca vivir y actuar.
Te pedimos que, nuestra existencia cristiana, 
se alimente de la misma fortaleza que caracteriza a esta flor: 
a pesar del pleno sol nunca muere. 
Que no puedan más los inconvenientes, que salen a nuestro paso, 
que la vida del Espíritu que llevamos dentro.
AYÚDANOS A  NO CANSARNOS NUNCA DE HACER EL BIEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario