sábado, 8 de marzo de 2014

Ponerse en camino

Señor, sí quiero.
Quiero abandonar la rutina y ponerme en camino hacia Ti.

Tú, Señor, nos has dicho que te escuchemos;
porque tú eres el camino, el centro de nuestros destinos,
el Maestro, el Salvador.

Tú eres el que delante de nosotros,
vas dejando tus huellas
para que te sigamos y te encontremos.

Gracias, Señor, porque sabemos por donde ir.
Gracias, Señor, porque no estamos solos.
Tú nos acompañas; es más, vas delante de nosotros.

Gracias, Señor,

porque nos das a conocer la meta: tu vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario