viernes, 31 de mayo de 2013

Unos minutos con María


María:
Ayúdanos a ver la vida como un regalo de Dios.
Y, como siempre que recibimos un obsequio,
Que no olvidemos de ser agradecidos:
¡Gracias, Señor!
¡Gracias, Dios!
¡Gracias, Jesús!
Que mi vida sea un instrumento
Por el que se escuche siempre
El himno de la alegría.
Que todos que estén junto a mí
puedan sentirse a gusto sabiendo que Tú, María, 
eres la fuente de mi armonía.
                                                      Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario