miércoles, 29 de mayo de 2013

Unos minutos con María


María,
Fuiste feliz porque tenías lo más grande: 
a Dios.
Hoy tenemos de todo, 
no nos faltan bienes materiales 
y, si queremos, 
los medios para vivir más cerca de Dios.
A veces olvidamos que, el Señor, 
es el que da alegría a nuestra existencia. 
De que es el Señor 
quien nos da la oportunidad 
para escoger los caminos 
que nos llevan a la felicidad.
Que este mes de mayo contribuya 
a ver a Dios como el Padre 
que siempre hace fiesta 
para que los hijos vivamos 
con la sonrisa en los labios.
Que este mes de mayo, como el marinero, sepamos mirar hacia el cielo 
para buscar razones para vivir como El quiere. 
                                                                                     Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario