miércoles, 22 de mayo de 2013

Unos minutos con María


María:
Tú fuiste pobre pero feliz.
¿Por qué nosotros teniendo tanto nos faltan sonrisas en los labios?
Ayúdanos, María, 
a saber que la riqueza no está en el tener sino en el ser.
Ayúdanos, María, 
a poner nuestros ojos en lo verdaderamente importante.
Enséñanos, María, 
a valorar lo que cae en nuestras manos y no olvidar que, uno es más feliz, cuando se pone en servicio a los demás.
Tú que siendo pobre fuiste rica, 
ayúdanos a no poner nuestro corazón ni nuestro futuro en lo puramente material.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario