lunes, 13 de mayo de 2013

Unos minutos con María


Virgen María:
En el silencio recibiste la visita del Angel
En el silencio acogiste un mensaje divino
En el silencio meditaste muchas cosas de tu vida
En el silencio te pusiste en marcha 
hacia la casa de tu prima Isabel
En el silencio, José, comprendió los planes de Dios
En el silencio vino Jesús  a la tierra
En el silencio fue adorado por Reyes y pastores
En el silencio, Jesús, comenzó a caminar
En el silencio, como Madre, sufriste
En el silencio murió Jesús en la cruz
En el silencio, estuviste con El, junto al madero
En el silencio esperaste la Resurrección de Cristo
En el silencio meditaste las horas de pasión 
y de gloria de Jesús.
Enséñanos, María, a descubrir lo bueno y lo positivo 
que tiene para nuestra existencia, educación 
constitución de nuestra personalidad: 
el silencio.
Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario