sábado, 25 de mayo de 2013

Día mundial de África


El 25 de mayo se celebra el Día de África. El origen de esta celebración se remonta al 25 de mayo del año 1963 cuando 32 líderes de estados africanos se reunieron en Addis Abeba para formar la Organización de la Unidad Africana (OUA), hoy Unión Africana (UA). Este día marcó una fecha de gran importancia para el continente africano y su gente, puesto que supuso el inicio de su historia como diferentes países, sociedades y culturas. Y a raíz de ello, esta fecha se ha convertido en el Día Mundial de África. Una celebración que hace referencia a los logros del continente e invita a reflexionar sobre los retos y desafíos que se le plantean a África en el futuro próximo.
 Hoy es el Día de África, el continente que muchas veces olvidamos. Olvidamos su hambre, su sed, sus enfermedades, su VIH, su pobreza, su violencia, sus dramas humanitarios…olvidamos que son personas que no han tenido la fortuna de nacer en otro lugar, como nosotros.
En África, el continente más pobre del mundo, viven 800 millones de personas, 29 de los cuales están enfermos de SIDA. Un problema que ralentizar la economía y deja a millones de niños huérfanos.
«Los derechos humanos, incluidos los económicos, sociales y culturales, siguen sin ser disfrutados por la inmensa mayoría de los africanos, a pesar de la adopción de la Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos en 1981 y su posterior entrada en vigor en 1986»
El Secretario General de Naciones Unidas nos aserta, en el Día de África, a comprometernos “africanos y aliados del mundo a hacer todo lo que podamos para ayudar a millones de hombres y mujeres a mejorar sus vidas para que un continente tan rico en recursos humanos y naturales pueda verdaderamente cumplir su promesa”.

El África de hoy (como lo fue la de ayer) es creativa, imaginativa y luchadora. 
Está viva. Se mueve.
África es, en realidad, diversa, plural, vital;
África puede aportarnos muchas cosas;
África merece que la miremos sin prejuicios y con honestidad.
Esta celebración no es sólo un día, no es una anécdota. 
Es el principio de una mirada sincera y respetuosa hacia África.

No hay comentarios:

Publicar un comentario