martes, 6 de noviembre de 2012

Cientos de jóvenes se ofrecieron como “misioneros de la fe”


VALENCIA, 4 noviembre (ZENIT.org)
Cientos de jóvenes se ofrecieron voluntariamente como “misioneros de la fe”, en la vigilia previa al I Congreso de Pastoral Juvenil de la Conferencia Episcopal Española, para hablar de Jesucristo a otros jóvenes en sus propios ambientes, durante la vigilia de oración presidida por el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, en la Basílica de la Virgen.
Los jóvenes se comprometieron a hablar de Jesucristo a sus amigos y compañeros “en clase, en el trabajo, en la calle o en sus lugares de diversión”, indicó monseñor Osoro.
A todos los que se ofrecieron como voluntarios, monseñor Osoro, junto al obispo auxiliar de Valencia, monseñor Enrique Benavent, les impuso una “cruz misionera”. Es una cruz de hierro con un cordón. En la cara figura la imagen de Cristo, de cuyo costado sale sangre que unas manos jóvenes con el Santo Cáliz [que se conserva en Valencia] “recogen para darla a otros”. Detrás está representada la Virgen de los Desamparados, patrona de la ciudad.
Durante la vigilia juvenil, monseñor Osoro hizo hincapié en la necesidad de que los jóvenes conozcan a Jesucristo para poder “experimentar la alegría que da su amor y su misericordia”. A todos los presentes, el prelado les animó a dar “una nueva versión a vuestra vida”, mediante la “adhesión total al Señor”.
La vigilia contó con la participación de cientos de jóvenes, que abarrotaron la Basílica hasta tal punto que las puertas posteriores del templo tuvieron que ser abiertas para que más fieles pudieran seguir la celebración. Entre los asistentes hubo numerosos participantes en el Congreso Nacional de Pastoral Juvenil (CNPJ) y se rezó por los frutos de este encuentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario