domingo, 29 de julio de 2012

El amor multiplica


Jn 6,1-15
El amor multiplica, nunca resta ni divide, potencia lo mejor que hay en nosotros. Multiplicar con amor no es lo mismo que dar la espalda de manera indiferente, sino caminar con alegría y esperanza llevando y compartiendo aquello que el propio Jesús aumenta en nosotros.
 Siempre es posible el milagro, cuando estamos cerca del Maestro y levantamos los ojos como Él. Si nos doliera el prójimo como a Jesús, no estaríamos en crisis, ni en recesión ni con tantas malas noticias en la portada de nuestro día a día. El egoísmo divide, resta y destruye la unión, el compartir y la aventura de la fraternidad.

Yo, me quedo con Jesús, porque en sus manos todo se multiplica y los pobres reciben la  Buena Noticia. ¿Y tú?


No hay comentarios:

Publicar un comentario