domingo, 10 de junio de 2012

Corpus, Día de la Caridad


El Corpus Christi es la fiesta en la que, tradicionalmente, el Señor sale en procesión y es aclamado por las calles de pueblos y ciudades. Pero el Corpus es también el Día de la Caridad; el día en el que la Iglesia recuerda que el sacrificio de Cristo en la Cruz es una invitación a vivir de ese mismo modo. No son palabras huecas. Cáritas atendió en España a más de un millón de personas en 2011. Y decir Cáritas, es decir una red de cerca de 25 mil parroquias con sus obispos al frente, y la aportación de más de 60 mil voluntarios, sostenidos por las donaciones de millones de fieles y la dedicación, 24 horas al día, de miles de sacerdotes, religiosos y religiosas. Sólo así ha sido posible que Cáritas haya más que duplicado en 4 años los destinatarios de su ayuda. Y sin embargo las cifras no muestran lo esencial.

Las memorias de las 68 Cáritas diocesanas ofrecen la mejor radiografía posible de la crisis, más pegada al terreno que cualquier análisis sociológico. Pero los obispos españoles resaltan que no basta con dar ayuda material, sino que la caridad consiste en darse a uno mismo. Ese es también el camino para crear un orden social más humano. Como resaltan los obispos, apelar a la justicia no basta. Hacen falta personas dispuestas a dar sin esperar nada a cambio. No superhéroes, sino personas de carne y hueso que, a pesar de sus debilidades, se saben sostenidas por la Iglesia, en cuyo centro está presente Jesucristo.
www.cope.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario