sábado, 7 de abril de 2012

Contemplación con María


El día del Sábado Santo está especialmente dedicado a la virgen María. Es un día de silencio profundo, de dolor contenido, ahora que nos han arrebatado a Jesús.
Sólo cabe acompañar a María en su soledad, mostrarla nuestro cariño con nuestra presencia y consuelo; y sobre todo aprender de ella cómo afrontar la soledad, el silencio vacío y la espera contra toda esperanza...

No hay comentarios:

Publicar un comentario