lunes, 23 de abril de 2012

Apostar por el amor


La Pascua es abrir el corazón y respirar hondo. 
Es volver a sonreír, porque ni siquiera la muerte podrá vencernos.
La Pascua también es apostar por el Amor, 
como única arma para construir una nueva humanidad: 
amar en vez de destruir y matar.

Un testimonio de este amor fue MARTIN LUTHER KING que fue asesinado el 4 de abril de 1968:
“Podéis hacer lo que queráis, pero nosotros seguiremos amando... Metednos en las cárceles, y aún así os amaremos.
Lanzad bombas contra nuestras casas, amenazad a nuestros hijos, y por difícil que sea, os amaremos también.
Enviad en las tinieblas de la medianoche a vuestros sicarios a nuestras casas, amenazad a nuestros hijos, y aún estando moribundos, os amaremos.
Enviad a vuestros propagandistas por todo el país para decir que no estamos ni culturalmente ni de ningún otro modo preparados para integrarnos en la sociedad, y os seguiremos amando.
Pero llegará un día en que conquistaremos la libertad y no sólo para nosotros: os venceremos a vosotros y conquistaremos vuestro corazón y vuestra conciencia y de este modo nuestra victoria será doble.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario