domingo, 12 de febrero de 2012

Vivir el Domingo 6º del Tiempo Ordinario, ciclo B


Lectura del Evangelio de San Marcos 1,40-45 
En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: Si quieres, puedes limpiarme.  Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: Quiero: queda limpio.  La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio.  Él lo despidió, encargándole severamente: No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés.   Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes.

Comentario:
Como el enfermo de lepra del Evangelio, queremos acercarnos a Jesús para que nos limpie, lave, sane nuestras heridas. La lepra es horripilante a la vista. En la Semana de Manos Unidas recordamos tantas lepras, lacras de nuestro mundo: las injusticias que llevan a la desigualdad, la falta de compartir que lleva al hambre, el egoísmo que cercena la vida de los más débiles…
¡Señor, Tú puedes limpiarnos! Eres el único que puede liberarnos de las costras del aburguesamiento, de la vida fácil, cómoda e insolidaria. Manos Unidas para el Tercer Mundo y Manos Unidas para transformar nuestra sociedad. Cada día en Cáritas, de tantas parroquias, son más largas las filas de personas que vienen a pedir. ¡Qué pena que existan colas para solicitar una ayuda! Ojalá Manos Unidas, para allá y para acá, nos motive a arrojarnos a la presencia de Jesús, a la presencia de los hermanos, para ser sanados de la enfermedad de la falta de compasión con los que más sufren.
El agua del Corazón de Cristo sana todas nuestras enfermedades, si nos acercamos a Él, como el enfermo del Evangelio.

Oración
Señor, siento tu mano en la miseria de mi dolor. 
Siento tu mano en el pobre que de rodillas urge compasión. 
Siento tu mano en la mano de los que afrontan la realidad de los que nada tienen. 
Siento tu mano en tantas manos unidas para un mundo más humano y mejor.

Agradecimientos a




No hay comentarios:

Publicar un comentario